jueves, 3 de febrero de 2011

LA SALUD EN VENEZUELA

HISTORIA DE LA SALUD EN VENEZUELA

La salud es el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de infecciones o enfermedades, También puede definirse como el nivel de eficacia funcional o metabólica de un organismo tanto a nivel micro (celular) como en el macro (social).
La forma física, es la capacidad que tiene el cuerpo para realizar cualquier tipo de ejercicio donde muestra que tiene resistencia, fuerza, agilidad, habilidad, subordinación, coordinación y flexibilidad.
Existe también la salud mental, la cual se caracteriza por el equilibrado estado psíquico de una persona y su auto aceptación (gracias al autoaprendizaje y autoconocimiento); en palabras clínicas, es la ausencia de cualquier tipo de enfermedad mental.

La salud en Venezuela siempre ha sido una asignatura pendiente, aún suponiendo una necesidad ineludible y un derecho básico para todo ser humano.
         La historia de la salud enfrento muchos cambios, si intentamos comprender lo que sucedió anteriormente y porque estamos acá. Trataremos de explicar las principales etapas de desarrollo de salud en Venezuela:
       En la prehistoria desde los orígenes de nuestro país en 1.936, la salud no estaba vinculada con el estado sino mas bien se asociaba a una cultura popular; como la medicina tradicional, que facilito el desarrollo de diferentes conceptos que los sectores populares tenían respecto al problema de la salud y la enfermedad, ya que entre 1.936 y 1.961 nació y se desarrollo la historia del sistema de salud en Venezuela.
Este período se distingue por la precariedad del Estado en la definición de las políticas de salud. El Estado no tenía participación del proceso de salud en Venezuela. Dentro de sus características destaca una escasez de personal profesional en salud, incluyendo limitado e insuficiente número de médicos; poco desarrollo nacional en escuelas de formación de personal de salud; precariedad en el abordaje y atención de las epidemias y las endemoepidemias que afectaban al país. Debilidad en la formación médica y en el desarrollo de las Escuelas de Medicina a nivel nacional. Venezuela PRE petrolera llega hasta finales del Siglo XIX, se trataba de un país poco poblado. Población Dispersa, atrasado, fundamentalmente rural, pobre, abundante analfabetismo, predominio de la agricultura, latifundio etc. Se integraba al sistema económico Internacional a través de la exportación del café-cacao, añil, cueros, etc.
Prevalecían las prácticas de salud empíricas; creencias, tradiciones. La Mortalidad se relacionaba con el Paludismo (Malaria), Tuberculosis, anquilostomiasis, Bilharzia, Enfermedades Infecto-contagiosas y epidémicas. Inexistencia de un sistema de Salud organizado; la asistencia se prestaba en asilos, centros de caridad, Hospicios atendidos fundamentalmente por Religiosas. La esperanza de vida al nacer era de aproximadamente 40 años de edad.

       En 1.936 nace el Ministerio de Salud y Asistencia Social, siendo una necesidad económica para darle una respuesta al desarrollo de la industria petrolera que imponía arrancar de raíz un conjunto de instrumentos que azotaban la salud de los venezolanos, para así recibir a las compañías extranjeras. En esa época tuvimos que librar grandes batallas contra muchos problemas epidémicos y endémicos de gran magnitud, de ahí en adelante se construyeron infraestructuras hospitalarias en toda la geografía nacional, y también se desarrollo un sentido de pertenencia entre los trabajadores del equipo de salud. En ese entonces el ministerio sentó las bases de lo que hoy tenemos.
Después de 1945, prevalece una visión de postguerra que orienta las acciones en salud hacia la construcción de una amplia red sanitaria que se extiende por todo el país. Para mediados de los años cuarenta, surge el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) que respondería a las demandas de atención sanitaria de los trabajadores de las industrias.
Esto se materializa en aproximadamente cinco mil (5.000) estructuras sanitarias de diversos niveles de atención pertenecientes al Ministerio de Sanidad y Asistencia Social (Hoy: Ministerio de Salud y Desarrollo Social); aproximadamente cien (100) dependientes del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) y otros doscientos (200) establecimientos pertenecientes a instancias municipales (Alcaldías, Beneficiencia pública, y otros). El Ministerio de Sanidad y Asistencia Social (actual Ministerio de Salud y Desarrollo Social) desarrolla programas de atención a las principales enfermedades a nivel nacional, acompañado de la práctica preventiva en salud, en materno infantil y otros programas verticales de atención especifica, incluyendo inmunizaciones, medicina simplificada, entre otros. Prevalece la práctica y el reconocimiento de un Ministerio con calidad y ética en su ejercicio. Dentro de los constructores de esa práctica destacan venezolanos como: José Francisco Torrealba, José Ignacio Baldó, Pastor Oropeza, Jacinto Convit, Arnoldo Gabaldón, entre otros.

      En 1.961 termino la época de oro de la salud en nuestro país y comenzó el periodo que marco el pacto de punto fijo; este fue un periodo de gobernabilidad entre Acción Democrática (A.D), el partido Social Cristiano (C.O.P.E.I), y la Unión Republicana Democrática (U.R.D), los cuales hicieron que los componentes políticos se imponieran progresivamente dentro de las instituciones, desarrollándose una conducta clientelar que fue determinando las decisiones del ministerio de Sanidad y Asistencia Social. Fue una época en la que se efectuaba un modelo individual curativo, se comenzaron a deteriorar los programas preventivos. Empezaron a multiplicar los entes públicos de dispensadores de salud, siguiendo las normas del ministerio de Salud y Asistencia Social.
      Unas universidades que formaban médicos exclusivamente para el ejercicio privado de la profesión,; de ahí empezó a aumentar un desequilibrio entre las políticas de la salud publica y la construcción de un aparato privado de salud, que para esa época tenía más capacidad resolutiva. Lo cual determino la muerte del espacio público en nuestro país. Este proceso se llevo a cabo con el neoliberalismo el cual apoyo con fuerza la privatización del sistema de salud, acabando con el ya existente sin importar la salud de la inmensa mayoría de los venezolanos que en los últimos 40 años fueron empujados a la pobreza y obligados a concentrarse en las grandes ciudades donde se produjeron distancias inmensas entre los distintos sectores de la población.                 
.
En 1.998, un 80% de la población era pobre (gran parte de ellos en la más absoluta pobreza) y estaba privada de educación, que a pesar de ser gratuita era de pésima calidad y no llegaba a todos los rincones y barrios. Una población pobre e inculta era un caldo de cultivo para los gobernantes más ambiciosos, que no tenían la más mínima intención de cambiar el panorama para no encontrarse con un pueblo preparado que decidiera su propia y justa administración. Un bien básico como la alimentación, apenas contaba con algunas tiendas mal repartidas por el país de precios solidarios, con productos de mala calidad y normalmente ausentes en las escasas estanterías, en lugar de ello se repartía alguna que otra bolsa de comida por los barrios más desfavorecidos cuando se acercaba la campaña electoral o había una celebración importante, por lo que los fondos destinados a alimentación se perdían de mano en mano y de bolsillo en bolsillo entre unos pocos burócratas sin escrúpulos. Los productos alimenticios de primera necesidad como la leche, los huevos o la carne no tenían sus precios regulados por el Estado. Una población pobre y desnutrida tenía en consecuencia otro enemigo mayor, si cabe, que acentuaría aún más la injusticia social en el pueblo venezolano: la nulidad del sistema sanitario.

En Venezuela la red hospitalaria era muy deficiente, sin un mínimo de personal y sin medios para tratar la mayoría de los males. Ése 80% de la población pobre, no encontraba en sus barrios ningún tipo de ambulatorio o asistencia sanitaria, teniendo que desplazarse a las grandes ciudades para buscar una posibilidad de ser atendido con un mínimo de dignidad, siempre que tuviera la suerte de llegar cuando aún quedaban recursos medicinales.

Hoy en día, el país cuenta con una serie de medidas que se están haciendo efectivas pero que no llegan aún a alcanzar el nivel mínimo deseado en materias de sanidad. Es un largo proceso que requiere de mucho tiempo pero del cual debemos exigir y esperar resultados provisionales que se vayan estabilizando y que muestren un claro camino hacia un gran sistema de seguridad social sanitaria. A continuación procedemos a analizar esos puntos positivos y negativos por los que, hasta el día de hoy, ha pasado y pasará a corto plazo el proceso.

Como medidas de de carácter urgente, aplicación inmediata y eficaz para atender a la población desde el mayor al menor grado de des favorecimiento, surgen una serie de misiones llamadas Barrio Adentro 1, 2, 3 y 4 (hasta la actualidad), Misión Sonrisa (asistencia dental), Misión Milagro (asistencia de oftalmología) y en el área de ayuda psicológica cabe destacar a la Misión Negra Hipólita.
CLASIFICACION DE LAS MISIONES  “BARRIO ADENTRO”
BARRIÓ ADENTRO I
             Consultorios Populares
             Puntos de consulta y Clínicas Odontológicas
             Ópticas Populares
BARRIÓ ADENTRO II
             Centros Médicos de Diagnostico Integral ( C.D.I)
             Salas de Rehabilitación Integral (S.R.I)
             Centros Medios de Alta Tecnología (C.A.T)
BARRIÓ ADENTRO III
             Clínicas Populares
             Hospitales
BARRIÓ ADENTRO IV
             Centros de Investigación. Como ejemplo: El Hospital Cardiólogo Infantil
[pic]  MISION BARRIO ADENTRO I, II, III, IV

1 comentario:

  1. hola quetal, la informacion este muy buena pero le falta la clasificacion de los hospitales que son de tipo I, II, III

    ResponderEliminar